Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información


DIAS ONLINE

viernes, 23 de diciembre de 2011

FELICES FIESTAS Y FELIZ 2012***

Dar tiempo a que se cargue LA PAGINA y el sonido, centraliza-la y movete en la ventanita para verla, y si quieres verla entera, pues tiene a Merlin hablando anda solo con Internet Explorer a :http://notismiel.webcindario.com/FELICIDADESYBUEN2012.htm .. gracias picamiel








































fin de pàgina

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Vila-Manzano (con la cola hecha), bien cerca del oficialismo


En los últimos años, Daniel Vila y el ex ministro menemista José Luis Manzano pasaron de la activa oposición a la ley de medios que habían ejercido durante el debate parlamentario de esa norma a impulsar una creciente cercanía al oficialismo en la línea editorial de sus medios periodísticos. Ambos empresarios visitan con periodicidad a funcionarios la Casa Rosada.

Esta sociedad es dueña del 47,5% del Multimedios América, que a su vez posee el 85% del canal de aire América TV, el canal de cable América 24 y Junín TV.

En Multimedios América, Vila y Manzano están asociados con el diputado del peronismo disidente Francisco de Narváez, que ayer se diferenció sensiblemente de sus socios, y criticó duramente el operativo en Cablevisión: "Estamos ante una actitud lamentable, que no apunta sólo a un grupo de medios, sino que amenaza a todos los ámbitos de expresión que no lleven el discurso oficial".

En tanto, el Grupo Uno centraliza las empresas de Vila-Manzano en el interior del país: Supercanal (proveedor de televisión por cable), Canal 7 de Mendoza, Canal 6 de San Rafael y 13 señales de radio. Esa cantidad de emisoras en manos de una sola empresa fue prohibida por la nueva ley de medios, que fija un tope de 10 licencias de radio y TV. El grupo también es propietario de los diarios Uno de Santa Fe, Uno de Paraná, Uno de Mendoza; La Mañana, de Córdoba, y La Capital, de Rosario, entre otros medios.

En el último año, el Grupo Uno logró un importante aumento en la pauta de publicidad del gobierno nacional. Hasta octubre pasado, las empresas de Vila y Manzano captaron avisos por 16,6 millones de pesos, ocho veces más que en el mismo período de 2010.

En los últimos tiempos, varió de manera sensible la posición de los accionistas ante el gobierno nacional. En 2009, Daniel Vila hizo varios discursos televisados por sus canales en los que exponía duros argumentos sobre la ley de medios audiovisuales. Y llegó a escribir en sus diarios: "Hoy van por Clarín, mañana irán por los Pérez, y pasado mañana vendrán por Uno Medios". Llegó a comparar la decisión del Congreso con el golpe de Estado de 1976. De hecho, consiguió en la Justicia una medida que la exime de acatar el artículo 161, que obliga a desinvertir a los multimedios.

Su socio, Manzano, tuvo una larga trayectoria en el peronismo desde el regreso de la democracia. Fue designado presidente del bloque del PJ en 1983 y tuvo su época de mayor exposición pública en los 90, cuando Menem lo nombró ministro del Interior. Dejó el cargo después del atentado contra la Embajada de Israel y se alejó de la política activa, en medio de denuncias por su actuación.

Actualmente mantiene una fluida relación con el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina hijo ( el de cara de trolo)
diversas fuentes.

martes, 13 de diciembre de 2011

Diciembre 2001: Cuando lo extraordinario se hizo cotidiano



Los días de finales del 2001 y sus estribaciones posteriores clausuraron un cuarto de siglo interminable, en que el terrorismo de Estado primero, el chantaje inflacionario y la demonización del Estado después colocaran al mercado y al dinero como la medida de valor de todos los valores. Algo muy profundo se quebró entonces.

Los ciudadanos que bajo la fase neoliberal del capital se habían refugiado en el individualismo y el consumo, en sus problemáticas personales y en sus avatares cotidianos. Que prisioneros de la rutinarización de sus vidas, de sus gestos y de sus actos parecían vivir en una suerte de presente permanente con independencia de todo pasado y de la experiencia social que hay en ellos, rompieron de pronto con su cotidianeidad y sus rutinas y recuperaron el centro de la escena política.

Excepcionalidad del momento

Quiénes fuimos protagonistas y testigos directos vivimos entonces jornadas excepcionales, en que los acontecimientos se sucedían con esa vertiginosidad que es propia de las grandes crisis y de esos momentos inigualables que quedan grabados a fuego en la historia.

En la década de los ‘90 la reestructuración del capital forzó cambios estructurales profundos: apertura de la economía; inserción internacional subordinada; desregulación de los mercados; reforma del Estado; desindustrialización, hegemonía financiera. Dejaron como saldo relaciones sociales y culturales desfavorables para el mundo del trabajo y los sectores populares –desocupación creciente, caída estructural de los salarios, altos niveles de pobreza e indigencia, xenofobia, individualismo, sexismo- así como el no reconocimiento de derechos a las minorías sexuales y otras diferencias identitarias.

La lógica de aquel modelo implicaba la acumulación de capitales bajo un mecanismo de valorización financiera que generaba continuos excedentes de capital que se expatriaban al extranjero, como contrapartida requería el permanente acceso al mercado internacional de capitales, con lo que se generó un continuo endeudamiento público que imposibilitaba cualquier intento de políticas estatales activas.
La excepcionalidad entonces estuvo dada tanto por la profundidad de la crisis, que se desenvolvió por los surcos que ella misma trazó: de la recesión a la depresión y a la improvisación económica -de 1998 al 2002 el PBI cayó un 19 por ciento y la inversión se desplomó un 60- como por sus alcances -económicos/sociales/políticos- y la reacción social y sus interrelaciones con la situación mundial -movimiento antiglobalización en Seattle (1999) o en Barcelona (2002), pasando por numerosas escalas intermedias y los Foros Social Mundiales de Porto Alegre-.

Acción directa

Por primera vez en nuestra historia un gobierno elegido democráticamente no fue derrocado por un golpe de Estado sino por la acción directa de las masas populares. A la par que se reivindicó la soberanía popular se puso en práctica concreta la revocabilidad del mandato, luego se expulsó a un nuevo gobierno, sólo duró días, que podría tener la legalidad formal del régimen –elegido en una Asamblea Legislativa amañada y controlada por el Partido Justicialista- pero que carecía de total legitimidad.

Las masas en movimiento pasaron por sobre las organizaciones sociales y políticas que decían representarlas, desafiaron a un Estado que se mostró impotente para disciplinarlas, no obstante el alto costo en vidas humanas que se cobró. Tamaña represión -35 muertos, 439 heridos, 3273 detenidos, que aún esperan justicia- solo pudo ser llevada a cabo sobre la base de un acuerdo político de los grandes partidos del sistema y estuvo destinada a impedir que en nuevas embestidas la gente ingresara por la fuerza en la Casa de Gobierno con las consecuencias políticas potenciales.

Los acontecimientos del 19, 20 y 28 de aquel diciembre por su masividad y decisión desplegada en los enfrentamientos contra el régimen y sus instituciones, por la potencialidad social puesta en evidencia, mostraron características inéditas. En sus inicios se trató de un profundo ejercicio de resistencia, incluida la violencia colectiva, pero en su desarrollo concluyó cuestionando el poder de mando y orden del Estado.

Laboratorio social

Argentina se transformó entonces en un verdadero laboratorio de experiencias sociales: movimientos de desocupados y emprendimientos productivos; asambleas populares de debate y deliberación; recuperación de espacios públicos; empresas recuperadas por la gestión obrera, experiencias todas que de conjunto mostraron madurez para tomar la resolución de los problemas en manos propias y autoorganización / autogestión como formas concretas de agruparse, tomar decisiones y gestionar.

La dinámica que el movimiento social impuso, sea por su prolongación en el tiempo, por su extensión geográfica, por los sujetos sociales involucrados y por las formas y contenidos del debate y organización, no tenía precedentes en el país y tal vez tampoco en otras geografías. El desencadenante no fue otro que la combinación de hartazgo por el agobio económico y desconfianza en los partidos e instituciones del régimen.

Cuando los desocupados organizados en piquetes ejercían el control obrero cortando rutas y accesos vulneraban ese principio constitucional que dice que está garantizada la libre circulación de personas y mercancías por todo el territorio nacional. Cuando los trabajadores presos del temor a la desocupación y la miseria ocupaban las fábricas que los patrones abandonaban, resistían los desalojos y finalmente las ponían a producir vulneraban el artículo de la constitución que garantiza la propiedad privada de los medios de producción y cambio. Cuando la asambleas barriales, ocupaban los espacios públicos y discutían los grandes problemas nacionales cuestionaban el principio constitucional que dice que el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes. La Constitución Nacional determina que la democracia electoral es la forma de gobierno y que los partidos son sus instrumentos fundamentales, la gente en las calles rechazaba a los partidos y sus personeros.

Una crisis del régimen estaba instalada en esos días.

¿Qué sujeto?

Sin duda que las clases y su experiencia histórica han estado presentes en aquel movimiento, pero este no se identificó a priori con ninguna de ellas. Una suerte de corte transversal atravesó clases y fracciones. Se trató de un conjunto social heterogéneo de trabajadores ocupados y desocupados, excluidos, pequeños ahorristas, sectores medios empobrecidos, pequeños comerciantes. Con un rasgo particular que es necesario subrayar: fuerte protagonismo de mujeres y jóvenes.

Es un dato que la clase obrera como tal estuvo ausente. La actitud claudicante de las tres centrales obreras –CGT, CTA, MTA- la privó de una expresión organizada, los trabajadores participaron así diseminados y desdibujados en un movimiento general mucho más amplio que parecía querer anunciar la constitución de un sujeto social complejo, contradictorio, con expresiones políticas e intereses muy variados, que se constituiría en la acción y que se iría redefiniendo en la práctica concreta.

La política no soporta el vacío

El poder instituido históricamente parecía derrumbarse en esos días y un nuevo poder instituyente parecía alumbrarse. Sin embargo la anunciada crisis del régimen institucional de dominación no llegó a consumarse en plenitud, los trabajadores y el conjunto de las clases subalternas no estaban en condiciones de disputar esa vacancia de poder.

La acción directa e independiente de las masas mostró formas de la democracia directa y afirmo el ejercicio de la soberanía popular rompiendo con las prácticas delegativas. Se avanzó con conocimiento de lo que no se quería, de lo que se rechazaba e impugnaba, pero sin la conciencia de lo que efectivamente se deseaba. La maduración colectiva sacó conclusiones, encontró las formas y logró imponer la revocabilidad del mandato presidencial, pero esta conclusión resultó inconclusa. No alcanzó para definir un objetivo superador, ni construir los medios para imponerlo (su propio mandato).

La consigna más popular “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo” encerraba en sí misma esa tensión. Para quienes la interpretaban literalmente no daba salida alguna a la crisis de representatividad y legitimidad que corroía el sistema, para otros por el contrario ese vacío encerraba toda su potencialidad, porque el futuro había que construirlo. Un graffiti escrito en una pared de la Ciudad de los Buenos Aires trataba de darle sentido: “Que venga lo que nunca ha sido”. Sin embargo la política no soporta el vacío, lo que nunca había sido no alcanzó a serlo. Esa vacancia fue ocupada por los propios cuestionados que fueron quienes se reunieron en la asamblea parlamentaria para resolver la sucesión presidencial.

Reconstitución del régimen

Diez años después el ciclo iniciado en 2001 se ha cerrado. Si dialécticamente reformulaba la ecuación ruptura con / reintegración en el sistema de dominación, es claro que triunfó este último término.

Ante la ausencia de alternativas políticas concretas la burguesía logró reponer la autoridad del Estado y el funcionamiento de sus instituciones. Los asesinatos de Kostecki y Santillán provocaron una formidable reacción social y agudizaron la crisis política obligando a adelantar el llamado a elecciones, reponiéndose entonces las condiciones del régimen de la democracia delegativa. En tanto que la suspensión unilateral de los pagos de una porción significativa de la deuda y la macrodevaluación posterior favorecieron la recomposición de la tasa de ganancia de los capitalistas.

Se sentaron así las bases para relanzar la economía y hacer posible que esa ganancia fuera realizable. En paralelo la modificación favorable de los términos del intercambio en el mercado mundial completó el cuadro para iniciar un ciclo económico expansivo que alcanza ahora a un período de ocho años de crecimiento sostenido a altas tasas, el PBI creció en este lapso más del 60 por ciento. El salario real promedio de la economía se ha recuperado al momento anterior a la crisis, pero persisten fuertes diferenciales salariales; el nivel de actividad ha crecido y la ocupación se redujo sustancialmente pero todavía quedan 1,3 millones de trabajadores desocupados y el empleo no registrado alcanza a otros 3,8 millones. La pobreza cayó fuertemente pero todavía 8,5 millones de personas están sumergidas en ella. La precarización, la fragmentación y las desigualdades sociales se mantienen.

El movimiento obrero se ha reconstituido físicamente y se verifica un fuerte recambio generacional en su interior, en tanto que los movimientos de desocupados han retrocedido. El conflicto social muestra un cambio cualitativo se ubica ahora preferentemente en las fábricas y lugares de trabajo, aunque lo territorial mantiene su presencia y se ha ampliado con los movimientos ciudadanos en defensa de la soberanía alimentaria, de los recursos naturales, contra la contaminación ambiental, por las cuestiones de género, en defensa de las poblaciones originarias…

Los avances en materia de DDHH, la renovación de la Corte Suprema, la ley de medios, el matrimonio igualitario, la ley de defensa de género, el incipiente debate sobre el aborto… todos avances democratizadores no son explicables sin referenciarse en aquellas jornadas.

Las asambleas barriales casi se han extinguido; el movimiento social conserva cierta capacidad de movilización aunque sin la densidad de entonces pero subsisten los emprendimientos productivos y las actividades autogestivas; la mayoría de la empresas bajo gestión obrera se mantienen, algunas muy exitosamente, pero fueron llevadas a funcionar bajo las formas del cooperativismo tradicional, aunque de puertas adentro su funcionamiento pueda ser distinto -la ex Zanón es un caso más que emblemático de persistencia, democracia interna y gestión obrera- no pueden abstraerse a la presión del mercado y la competencia.

Por el contrario la reconstitución del movimiento obrero ha permitido recuperar capacidad de lucha -el conflicto de Kraft/Terrabussi, el nuevo sindicato del metro de Buenos Aires o el cuerpo de Delegados del FC Sarmiento, son en este sentido más que emblemáticos- la restauración de las convenciones colectivas y las paritarias anuales le ha dado otra presencia a la clase, surgen pequeños destacamentos clasistas que, en condiciones muy difíciles aunque mejores que en los ’90, buscan por distintos senderos una reorganización del movimiento sobre bases diferentes de las que aún sostienen a las direcciones sindicales tradicionales.

Un legado histórico

Atrás han quedado los debates sobre el carácter de la crisis. Si se trató de una insurrección o una revuelta plebeya; las discusiones respecto de la relación entre espontaneidad y conciencia en esa situación concreta o aquella propuesta ilusoria –muy afín a autonomistas o neoanarquistas de distinta estirpe- de construir una economía no capitalista al interior de la capitalista.

El contenido democrático real, las formas de autoorganización y autogestión persisten hoy en la memoria social colectiva. Los métodos de lucha recogen aquellas experiencias y las vuelcan en las huelgas, movilizaciones y piquetes actuales. Desde entonces lo político ya no es entendido como un terreno circunscripto a las instituciones tradicionales, sino que su abordaje forma parte de los problemas de la cotidianeidad, de la vida íntima de los sujetos. Espacios que eran vistos como exclusivamente privados movilizan hoy intereses y preocupaciones colectivas.

Diciembre 2001 pareciera reflejarse hoy, con las condiciones propias de cada formación social, en las rebeliones democráticas en los países del Magreb africano, en el movimiento de los indignados que recorre Europa, en Ocupad Wall Street en los EEUU, en los cacerolazos en Islandia que culminaron expulsando a un gobierno y convocando a un referéndum que resolvió el no pago de la deuda. Respuestas todas a la agresión de un capitalismo en crisis.

Pasados diez años el régimen no solo se ha reconstituido, sino que con los resultados de las recientes elecciones presidenciales la crisis abierta en el 2008 por el conflicto con el agro se ha cerrado. Surge ahora un gobierno que ingresará en un tercer período con una relación de fuerzas políticas totalmente favorable, una derecha debilitada y dispersa y una izquierda anticapitalista aún embrionaria.

Esta izquierda de un anticapitalismo real y consecuente presenta por un lado el espacio de los partidos que parece haber iniciado un proceso de reagrupamiento que enfrentará de ahora en más el desafío de ampliarse a otros sectores políticos. Por el otro el espacio de los movimientos socio/político/culturales que emergieran con fuerza en la jornadas que rememoramos, que encierran potencialidades aunque sus perspectivas políticas son aún difusas.
Arriesgando una conclusión de síntesis podría decir que aquellas extraordinarias jornadas han dejado a las masas del mundo un legado histórico: nada ni nadie, ni los estados, ni las iglesias, ni las cúpulas sindicales o los partidos, aun los que se reclaman de la clase obrera, pueden reemplazar la capacidad de pensar, de decidir y de hacer de los trabajadores y el conjunto de las clases subalternas, por su propia decisión y acción.

Una década después el desafío es recoger ese legado, llevarlo a la práctica cotidiana y pensar la realidad no desde cada uno de los fragmentos que esta nos ofrece sino desde la totalidad y organizarse políticamente en esa perspectiva.

Lucita miembro del colectivo EDI – Economistas de Izquierda-. Integró la Asamblea de Chacarita-Colegiales- Villa Ortúzar.

lunes, 12 de diciembre de 2011

PORQUE JORGE LOPEZ???

Los siguientes dos videos
no necesitan aclarar nada, lo dicen todo

picamiel




sábado, 10 de diciembre de 2011

Charla-debate sobre la barbarie ecológica del capitalismo / 13 dic. / 19 hs.




Somos una sociedad hipertecnificada pero cegata. No nos damos cuenta, ni que-remos, del rastro de muerte que vamos dejando con nuestros tachos de desperdicios, con nuestros automóviles, con nuestros refrigerios al paso, con la supresión de la mano −como explica Vandana Shiva− convertida en agente criminal al rozar nuestros alimentos y objetos fetiche, sistemática-mente sustituida por envases y bolsas que van dejando el tendal en calles, campos, ríos, mares." Luis E. Sabini Fernández *

* Activista, editor de revista futuros http://revistafuturos.com.ar, coordinador del Seminario de Ecología de la Cátedra Libre de Derechos Humanos, Facultad de Filosofía y Letras (UBA)

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Peligra un plan nacional de educación ambiental




Era un secreto a voces que poco a poco toma estado público. Los manuales de Educación Ambiental presentados en abril de este año por el Ministerio de Educación y la Secretaría de Ambiente de la Nación se encuentran “varados” en una dependencia del Estado. La traba proviene de las provincias mineras, aunque también existe un fuerte lobby del sector sojero.

Descalificación directa para el plan nacional de Educación Ambiental. Tapa de Prensa Geominera.

ÚLTIMO MOMENTO: Hoy, 16 de noviembre, Día de la Tolerancia, la Secretaría de Ambiente de la Nación acaba de bajar de su sitio web, los manuales de Educación Ambiental que antes estaban disponibles online para los niveles Inicial, Primario y Secundario.

ComAmbiental tiene conocimiento hace semanas de lo que trascendió por una nota de Clarín del domingo. El artículo enfoca en las críticas que el libro hace a la mega-minería, que es importante porque es la causa del “veto” que se produce en los hechos. Sin embargo, el diario olvida ahora lo que antes había protestado. Los contenidos críticos no tienen un sesgo político partidario y también apuntan al modelo agrícola y los riesgos de la sojización del país.

Lo que salió a la luz. El periodista Pablo Calvo publicó una investigación en el Suplemento Zona de Clarín que reprodujo las sugestivas frases de la carta. En ella, el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, envió a mediados de agosto al Jefe de Gabinete, al Ministro de Educación y al Secretario de Ambiente de la Nación, los tres máximos responsables de la Iniciativa De Educación Ambiental en Argentina (IDEAAR).

Entre las observaciones esgrimidas en el memo, el diario citó: el manual “contiene aseveraciones exageradas y temerarias en cuanto a las consecuencias de la actividad para la flora, fauna, suelo, agua y aire” y “generaliza y asegura un impacto ambiental altamente contaminante, contenidos que no son ciertos, confunden y desinforman al educando, predisponiéndolo en contra de tan imprescindible y noble actividad”.

Cabe recordar que la Ley de protección de Glaciares está suspendida en esa provincia por pedido de Barrick Exploraciones Argentinas S.A., Minera Argentina Gold S.A. y la Asociación Obrera Minera. La Corte Suprema de Justicia declaró su competencia originaria en la causa pero aún no hay novedades. También puede agregarse que el gobierno de San Juan fue uno de los que presentó resistencias a aplicar la Ley de Educación Sexual.

Según concluyó Clarín, el Ministerio de Educación le respondió a Gioja en septiembre con el compromiso de crear “una comisión de trabajo intersectorial” para producir “materiales complementarios” con “otras valoraciones positivas sobre actividades mineras y agrícolas”. Esta última palabra refuerza el trascendido que llegó a ComAmbiental, de que el sector sojero encabezado por la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID) también se opuso a la divulgación del material educativo.
Tiempos y tiempos. IDEAAR es un proyecto de educación ambiental de larga data. Superó tres gestiones de la Secretaría de Ambiente de la Nación (Picolotti, Bibiloni y Mussi) hasta que se concretó finalmente en abril de este año, con el aval del Ministerio de Educación y el Consejo Federal de Medio Ambiente que representa a todas las provincias.

Sin embargo, surgió este freno en agosto y aunque en septiembre se anunció la solución, los 350.000 manuales siguen todavía en el depósito. Fuentes de la Secretaría de Ambiente explicaron a ComAmbiental que se decidió posponer el tema para después de octubre, para no obstaculizar el periodo electoral, pero temen que quede simplemente olvidado ante los cambios que se avecinan en el gabinete nacional.

Discordia: una parte por el todo. El manual estaba disponible online hasta el 16 de noviembre de 2011, para cada nivel de educación: inicial, primario ysecundario. Toda persona con acceso a Internet podía leer y cotejar las más de 300 páginas que proponen un marco teórico y metodológico amplio destinado a aunar criterios en todas las escuelas del país. La propuesta pedagógica es esencialmente contextualizar el proceso de enseñanza-aprendizaje y destacar su territorialidad, es decir abordar temas concretos propios del lugar que, por cierto, muchas veces son conflictivos. (Párrafo actualizado el 16 de noviembre de 2011)

Por ello, el material cuenta con un capítulo dedicado a los problemas ambientales en nuestro país, donde además de la minería y el monocultivo de soja -que ocupan solo nueve páginas del total de cada manual- se mencionan “cambio climático, desertificación, pérdida de biodiversidad, contaminación de cuencas, crecimiento urbano, contaminación atmosférica, falta de espacios verdes, residuos industriales y residuos sólidos urbanos”.

Por esas nueve páginas cuestionadas, todo el plan nacional que tiene un presupuesto de 7,9 millones de pesos designados por la Secretaría de Ambiente, está detenido. Los manuales son solo el primer eslabón de una serie de capacitaciones para 10.000 docentes que a su vez replicarán a otros formadores, le sigue la difusión de un CD y la puesta en marcha de un campus virtual para intercambiar y actualizar las experiencias incluso con educadores de otros países de América del Sur.

Este hecho contradice así las declaraciones que con entusiasmo hicieron el Secretario de Comunicación Pública, Juan Manuel Abal Medina, y la Subsecretaria de Política Ambiental, Silvia Révora, cuando inauguraron la muestra diálogo “Derecho al ambiente”, promoviendo “discusiones complejas con gran libertad” después de la contundente re-elección presidencial.

Fuente de la imagen: Boletín Prensa Geominera N° 144

Ver también:
Nota complementaria: “Reflexiones de un docente de San Juan”
El gobierno nacional prometió “discusiones complejas con gran libertad”(26/10/2011)
Educación ambiental en todas las escuelas del país (19/4/2011)

////////////////////////////////////////////////////////////////////

EDITORIAL DE HORIZONTE SUR

Según lo prometido antes de las últimas elecciones, el modelo se profundiza. La profundización del modelo resulta un naufragio en que la política es ahogada por los agronegocios, cuando todavía en medio de la borrachera postelectoral, se mezclan los restos de discursos y de ideologías. El mercado sin embargo, impone sus reglas en todos los frentes y lo que resta del arsenal del progresismo, se reduce a protestar las víctimas sociales como quién se desgarra las vestiduras, mientras negocian con el Club de París, hacen franela con los barones empresariales, tratando de aplicar las lecturas de Gramsci a poder conformar una burguesía con las oficinas locales de las Corporaciones transnacionales, y además, en el final de fiesta de las rentas de la sojización, llevan adelante una gradual quita de subsidios. Cuando el mercado se impone tal cómo ahora está ocurriendo, la profundización del modelo es la producción lisa y llana de Biocombustibles como Proyecto de país. En ese contexto los discursos y los prontuarios de los que se suman, se someten al poder de los Agronegocios y la coartada de engrosar espacios propios o de romper el cerco de la Presidente , no hace sino legitimar con excusas y argucias el proyecto colonial y los dineros que se reciben. Cuando la globalización instala como doctrina la RSE y cuando las ONG y las empresas certificadoras, las Universidades y los centros de investigación y desarrollo, tienen por principal objetivo el de promover nuevas políticas ambientales o de derechos humanos que acompañen el accionar de las empresas y mejoren o adecenten la calidad de los productos, sumarse a miradas no cuestionadoras del conjunto significa la legitimación del sistema mundo al que llamamos globalización. Ese sistema necesita de sectores disconformes que participen, que estén adentro del sistema, que en última instancia y más allá de ciertas disonancias sean funcionales, que lo legitimen. En los actuales cursos de Management empresarial o de búsqueda de fondos y donantes, no está mal visto usar camisetas con la efigie del Che. Bajo los retratos y pinturas que homenajean al Roby Santucho, profusos respaldos prebendarios pasaron a engrosar algunas economías de las vanguardias iluminadas que pretenden expresar al mundo indígena y campesino. Los nuevos dueños de la Argentina no se molestan ni preocupan por el pasado de sus nuevos servidores que, en todo caso, suma aderezos folklóricos a un presente sin memoria ni espacios éticos que perturben los criterios de minimizar las pérdidas y maximizar las ganancias. Los nuevos dueños de la Argentina , como Grobocopatel, Elsztain, Werthein, Eurnekian, Mindlin y tantos otros, ocupan el nicho que alguna vez fuera de la vieja oligarquía vacuna… pero son infinitamente más peligrosos y astutos que los viejos amos de la Argentina del siglo XIX y principios del XX… Muchos son los que no logran comprender este recambio del poder ocurrido en los últimos decenios, otros prefieren no verlo y mantener su autoestima aferrados a las viejas mochilas ideológicas, mientras resultan plenamente funcionales a un modelo neo desarrollista que pone todas sus fichas en acrecentar las inversiones y mantener el Crecimiento basado en las exportaciones de comodities y de materias primas. Desde el gobierno mientras tanto, se genera un cierto culto al crecimiento del PBI, que como se sabe, no discrimina entre explotados ni explotadores, ni entre aquello que afecta o que no afecta al medio ambiente, tampoco le preocupan al PBI las agudas diferencias entre ricos y pobres que se acrecientan con el ascenso de sus índices, menos aún el bienestar humano o la calidad del empleo... Un lenguaje de enorme precariedad conceptual, se impone gradualmente en ese espacio que alguna vez ocupara la política. Un lenguaje tecno economicista inspirado en las más sofocantes épocas del estalinismo, agobia todo esfuerzo por generar ideas. Se restringen a la vez con alevosía todos los espacios en que puedan generarse disidencias o donde algún aliento contestarlo pueda surgir de las cenizas... Aquellos pocos que, intentan pensar por fuera de los estereotipos impuestos por la dictadura comunicacional y mantienen en alto una bandera, son implacablemente hostigados y acallados, a los nuevos cancerberos les es preciso aislar las voces con memoria. El mercado y su universo de hombres mediocres pero funcionales, no pueden permitir la disidencia, tampoco las miradas abarcadoras que develen las mentiras institucionalizadas por las ONG, las diversas Fundaciones internacionales como Avina y Ashoka, como las de Monsanto y Cargill o las academias y Universidades que alimentan un progresismo al servicio del gran capital. Son épocas de simulación y de descaro, cuando se ha logrado “tinellizar” el pensamiento, cuando las propuestas de construcción de algunos grupos sociales son imaginadas por ellos mismos, tanto de un lado como del otro del mostrador, es decir con contrapartes funcionariales, cuando con hipocresía se convoca desde supuestas izquierdas, no a respaldar al gobierno, sino mediante un subterfugio, a darle el apoyo a los propios compañeros que están en el gobierno, para de esa manera ensanchar sus espacios y posibilitar que más y más referentes del propio grupo, pasen a ser nombrados en las listas gubernamentales. De esa manera son muchos los grupos que juegan en la ambivalencia de ser oficialistas pero críticos del gobierno, no estarán tal vez del todo adentro del oficialismo, pero están muy adentro del modelo.



Mientras tanto, el sistema mundo cruje atado a un proceso que amenaza ser irreversible. Según la OMC , el Universo de las finanzas mueve en un par de días el volumen que a cualquier economía le llevaría un año o más implementar. De esa manera, la rapidez de las transacciones facilita la vulnerabilidad del sistema, lo hace hipersensible, volátil y hasta caprichoso… El futuro aleatorio e imprevisible de los mercados globales nos distrae sin embargo, de algunas certezas que debemos tener muy presentes para buscar estrategias de regeneración de la sociedad y de la vida: una de las más importantes es que el cenit histórico de la producción de hidrocarburos ha quedado muy atrás, que se aceleran en el mundo los consumos energéticos, y que se hace más evidente el final del sistema industrial en que hemos permanecido durante los últimos siglos. Necesitamos ahora hallar nuestro propio camino y nuestra propia escala, necesitamos arraigar y situar un nuevo pensamiento. Somos muchos los que hemos peregrinado hacia nuevos horizontes, los que nos atrevimos a romper con las miradas urbanas, en muchos casos a dejar el asfalto y tratar de vivir de otra manera; somos muchos también, los que resistimos el despoblamiento y persistimos en aferrarnos a la tierra… Muchos asimismo, los que aún en medio del entramado de las nuevas megalópolis, luchamos para romper las antinomias entre lo urbano y lo rural, tendiendo estrategias de supervivencia. Estamos convencidos, pese a la desazón generalizada, que surge con dificultades un nuevo pensamiento anticolonial y a favor de la Soberanía Alimentaria. Cada día, son muchos los que se suman al proyecto de escapar de las encerronas de los monocultivos y de una galopante urbanización que nos amontona en las periferias de extrema pobreza. Cada día, una pequeña multitud de valientes se desafía a innovar y lo arriesgan todo en la aventura de cambiar la vida que llevaban. Luchamos en los ecotonos culturales de las fronteras de una nueva modernidad global, generando espacios para nuevos pensamientos, estamos en definitiva, domiciliando la gran aventura de enfrentar la Globalización desde lo pequeño, desde lo local y sobre todo desde el estar en América



Jorge E. Rulli.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Subsidios. Preguntas que el gobierno no se atreverá a responder




La decisión del gobierno de cambiar la política de subsidios en los servicios de luz, agua y gas, pone en debate lo ocurrido en los últimos 9 años y abre un espacio para discutir la forma en que se está llevando adelante la provisión de estos servicios públicos.

1. No cabe duda de que era hora de eliminar los subsidios abiertamente injustificados a las fracciones más ricas de la población y el empresariado local. En un sólo año, esos subsidios representan más de 3000 millones de pesos. La pregunta incómoda es cuál fue el justificativo para haber mantenido esa política establecida por Duhalde pero mantenida y profundizada por el kircherismo. ¿Cuántas viviendas, escuelas, obras de agua, gas y luz en barrios populares podrían haberse realizado con esos miles de millones de pesos? ¿Qué hará ahora el gobierno con los recursos ahorrados: destinará los subsidios a expandir la red de agua potable, gas natural y energía eléctrica en los barrios más necesitados, o aplicará los recursos a mantener el superávit fiscal y así seguir garantizando el pago de la deuda pública?

2. El subsidio a la población más pobre es enteramente razonable. Lo que sí cabe preguntarse es por qué luego de 9 años de crecimiento acelerado, en el modelo de "crecimiento con inclusión" del "capitalismo en serio" millones de personas siguen careciendo de agua potable, luz y gas. Miles de millones de pesos en subsidios a las empresas privatizadas no han servido para eliminar el profundo déficit de acceso a los servicios. Para colmo, quienes son forzados a seguir recibiendo subsidios para subsistir en la pobreza deben sacar "certificado de pobres" para garantizar su derecho constitucional a estos servicios básicos para la vida. ¿Alguien sabe cuáles son los verdaderos costos de la provisión de agua, luz y gas? ¿Por qué era necesario subsidiar a las empresas para mantener las tarifas bajas? ¿Las empresas privadas proveedoras de servicios públicos privatizados necesitaban recibir millonarios subsidios para seguir operando con ganancias razonables?

3. Por otro lado, eliminar el subsidio a los más ricos no pone en cuestión que tras la rifa del patrimonio nacional del menemismo, una parte importante de nuestra economía quedó en manos de capitales extranjeros: bancos, servicios públicos, YPF, grandes empresas, etc. Es un proceso de extranjerización que continuó y se profundizó durante el kirchnerismo. Hoy que el capitalismo está en crisis, las casas matrices de estas empresas recurren a nuestra riqueza para financiarse, mientras trasladan los costos de la crisis que ellas mismas generaron a sus pueblos. Mucho menos se pone en cuestión la lógica del patrón de consumo de gas, luz y agua, todos servicios básicos producidos a partir de la explotación de las riquezas naturales. Los ricos pagarán más, pero podrán seguir haciendo uso y abuso de los recursos, derrochándolos mientras millones carecen siquiera de acceso mínimo a esos servicios y la degradación ambiental producida por el abuso de consumo suntuario continúa. ¿No será tiempo de revisar en serio las privatizaciones? ¿Es suficiente estatizar Aerolíneas Argentinas o se trata de avanzar sobre las empresas privadas proveedoras de agua, gas y energía eléctrica, entre otras?

4. Por último, la segmentación tarifaria (los pobres tienen una "tarifa social" mientras que los ricos pagan más) sólo compensa parcialmente la enorme desigualdad de ingresos y riqueza que persiste, y no pone en discusión la injusta estructura tributaria. Efectivamente, se mantiene intacto un esquema de impuestos donde los pobres pagan proporcionalmente mucho más que los ricos. Más que un esquema de tarifas segmentadas necesitamos un sistema tributario equitativo donde los ricos aporten más para financiar la provisión pública de servicios públicos de acceso universal y tarifas justas.
El gobierno suele presentar sus urgencias (garantizar el superávit fiscal frente al impacto de la crisis global) bajo la forma de medidas de apariencia "progresista" (eliminación de subsidios). Sin embargo, siempre se queda corto y lo que parece un avance suele resultar en retrocesos. En este caso, en lugar de aprovechar la oportunidad para poner en debate la matriz de provisión de servicios públicos creada en el neoliberalismo, el gobierno "profundiza el modelo" con ajuste fino: fortalece el modelo privatizador y legitima un discurso que vincula el acceso a derechos básicos sólo a partir de la "demostración de pobreza" mientras - simultáneamente - deja intacta la estructura de desigualdad social heredada pero nunca cuestionada.

¡Recuperación de las empresas de servicios y transporte rifadas en los 90! ¡Trenes, subtes, teléfonos, celulares, gas, internet, electricidad, agua en manos del Estado, sus trabajadores y usuarios!
¡Por una reforma impositiva que privilegie al pueblo trabajador!
¡Basta de privilegios a las grandes empresas! ¡No a los aumentos de tarifas al pueblo trabajador!

Región Buenos Aires
Cátedra Abierta de Estudios Americanistas; Centro Cultural de los Trabajadores; Colectivo de Educación Popular en Cárceles - Atrapamuros; Comedor Germinal; Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares (CEIP); Espacio Chico Mendes; Estudiantes Críticos Lanús; Frente Popular Darío Santillán; Garabatos la Aceitera; Grupo de Estudios sobre América Latina y el Caribe (GEAL); Juventud Rebelde 20 de Diciembre (La Mella, Lobo Suelto, La Trifulca, Corriente Sindical Agustín Tosco); Organización Popular Fogoneros; Rebelión - Corriente Universitaria; Socialismo Libertario; Casa de la cultura Los compadres del horizonte; Asamblea popular de Beccar;); Grupo AMAICHA.

Región del NOA (Salta, Jujuy, La Rioja y Tucumán)
Colectivo de trabajadorxs "PANGEA"; Frente Popular Darío Santillán; Frente Riojano de Organización Popular (FROP); Grupo Ecologista Pro Eco; Movimiento Libertario Anarquista; TIERRHA.

Región de Cuyo (Mendoza, San Luis y San Juan)
Colectivo La Minga; El Espejo; Frente Popular Darío Santillán; Organización de Trabajadores Rurales de Lavalle (OTRAL); Retamo; Minga - Grupo de Educación Popular.Organización Feminista Anticapitalista La Otredad

Región Patagónica (Neuquén y Río Negro)
Frente Popular Darío Santillán.

Región del NEA (Chaco y Formosa)
Cátedra Abierta de Estudios Americanistas; Frente Popular Darío Santillán; La Otra Voz.

Región Centro (Santa Fe, Córdoba y La Pampa)
Córdoba se Mueve; Frente Popular Darío Santillán; Socialismo Libertario; Asamblea Permanente por los Derechos de la Niñez de General Pico (APDN).

sábado, 3 de diciembre de 2011

TRABAJADORES RURALES SE ORGANIZAN





“Tocho” Torres, secretario general del SITRE provincia de Buenos Aires indicó “queremos discutir el salario, queremos el aumento del salario de acuerdo al costo real de la carestía de la vida, en segundo lugar queremos conversar y ponernos de acuerdo para estar en el contrato de trabajo Nº 20.744, no queremos estar como monotributistas”.

El rural explicó que su actividad se rige con leyes de la dictadura como la Ley 22.248, y en ese sentido dijo: “también queremos pedir a los legisladores que deroguen las leyes de la dictadura militar. ¿Por qué tenemos que estar con un contrato aparte? Somos obreros del campo, ¿por qué no podemos estar como el obrero industrial?”.

Además, Torres señaló que en el encuentro se buscarán “puntos de acuerdo sobre la inseguridad que hay con los trabajadores”. “Tenemos compañeros enfermos – prosiguió- con muletas, compañeros a los que abandonó la ART, el Ministerio de Trabajo, UATRE, la patronal, que son culpables de la situación en la que viven los trabajadores del campo”.

Finalmente, indicó que “en este plenario queremos tomar un plan de lucha y en solidaridad con los gremios que están trabajando por aumento de salario como ATE, judiciales, los médicos y los docentes; ponernos de acuerdo para presentar una propuesta a los legisladores y convocar a una asamblea general de los trabajadores del campo de la República Argentina para el 10 de marzo”.

viernes, 2 de diciembre de 2011

SE SUPO/ porque renuncio chacho alvarez, bordon, y no era la banelco era SPARTAKUS




Porque renuncio Chacho Alvarez a la vice presidencia? Bordon?
no era la Banelco era ESPARTAKUS...
Tambien Gioja cayo en la volteada..pero queda para otra ocasión.

papelitos

Páginas vistas en total

Entradas populares

SACAMELOS***

agrandar para ver y leer las caricaturas son imperdibles.

mis paginas web, Scrips, musica , animaciones y videos

LISTADO DE PAGINAS WEB SUBIDAS HASTA EL MOMENTO.
Ir con INTERNET EXPLORER SOLAMENTE PARA VER Y OIR LOS SCRIPS:
VIDEOS